• Muchapalabreria

Psicóloga psicoanalista

Actualizado: 9 de jun de 2019

Por Ayelen Rodriguez



El otro día, no me acuerdo ni cuándo ni dónde fue, me preguntaron "¿por qué psicóloga y no psicoanalista?" Fue una pregunta intimidatoria y yo la sentí así, intimidatoria. . - "¿Y el diván? ¿Y la fotito de Sigmund?" Sinceramente, no me acuerdo que dije en ese momento. Seguramente fué una mezcla de improvisación forzada, donde el humor me salvó. Ante todo, simpatía, siempre.🙋‍ Es una pregunta que me interpela profundamente en mi quehacer profesional, y me entusiasma la interpelación así que creo que por ahora decido sostenerla un poco. . Hay una cosa que es segura: no tengo mucha idea lo que hace une psicóloge. - "Pero, ¿cómo? ¿Y la ética?" Seguramente haga cosas de psicóloges, pero creo que no las puedo identificar tan claramente. Ante todo, impunidad, siempre.🙋‍ . - "Ah, pero si haces psicoanálisis, sos psicoanalista".

Estemmm...Si, la verdad es que si de hacer cosas hablara, diría que practico psicoanálisis. Cómo analista, y ante todo como paciente, siempre. 🙋‍ . - "Entonces ¿por qué psicóloga y no psicoanalista?" Entonces.... voy a traer un recuerdo a esta catarsis literaria, como cuando estoy en el diván. Un recuerdo hermoso del día en el que asistí a un teórico (siendo yo aún estudiante jovencita) de Adriana Rubistein, psicoanalista extraordinaria (extraordinaria porque resaltaba del montón de los docentes del momento (muchos ordinarios)). Adriana dijo (también lo escribió en algún lado) algo así como que para ser psicoanalista pueden faltar muchas cosas, puede no haber diván ni foto de Freud, lo que sí es indispensable es la escucha del analista (promovida por su deseo, claro). Ella hacía referencia en su clase a las prácticas hospitalarias, y a mí esa frase me acompañó fuerte cuando trabajé en ámbitos comunitarios. . - "Ah, pero si no estás en una escuela de psicoanálisis, y si no haces el pase, no sos psicoanalista". ¿Será?... ¿de cuál psicoanálisis estamos hablando? Ah, si, si, frecuentemente los psicoanalistas no nos ponemos de acuerdo.

Algo es seguro: no tengo mucha idea lo que hace une psicóloge, cómo dije arriba. Pero algo también es seguro para mi: si bien me gustan las escuelas de psicoanálisis para aprender, no comulgo con la idea de que para pertenecer y llegar a ser psicoanalista, alguien (no importa cuántos ni cuales) tenga que "autorizarlo" de alguna forma. No me gusta pensar al psicoanálisis como eso (seguidilla de pasos escalonados, y demás requisitos, para llegar a algo (en el mejor de los casos, llegar a alguien: al "psicoanalista"). Acaso, ¿no pueden los legos (sin escuela) ejercer el análisis? Si el analista se autoriza a si mismo, ¿hasta qué punto es necesaria la escuela entonces? Bienvenidos a todos los que quieran aportarme respuestas. Y obviamente, mi respeto a los colegas que eligen esos caminos. Ante todo, respeto, siempre. 🙋‍ . Pienso mientras escribo, que el psicoanálisis es taaan amplio, basto y complejo. Desde Freud hasta hoy corrió "tanta agua bajo el puente" (amo esa frase), "tantos brazos tiene este río"... los clásicos, los contemporáneos... las escuelas...que francesa, que inglesa... ¿Y la argentina?... institutos, espacios, asociaciones... En mi casa por ejemplo, se habla de Jamil Abuchaen (y yo ni lo junaba). Privilegios de convivir con un psicoanalista no lacaniano y abrirse a otros horizontes (no sin resistencia, porque resistencia, siempre🙋‍). . Finalmente, mi respuesta sería que con el correr de estos años he optado por definirme como psicóloga con orientación psicoanálitica. Estemmm, sí, tal vez suene poco compatible, o hasta contradictorio. Pero ya hay mucha "grieta" por estos lados, y no por "blanda" sino, creo, por realista (en mi sesgada realidad) opto por esta contrariada autodefinición.

.

Además, "Psicóloga con orientación psicoanálitica" siento que me da otra apertura. A universos y a saberes. Y a decir verdad, si no hubiese sido "psicóloga" no hubiese podido trabajar en escuelas, ni para obras sociales, por ejemplo. Pero ojo, psicóloga, con una escucha analítica, al estilo anunciado por Rubistein, siempre. 🙋‍ . También, soy "psicóloga" cuando me nombran otros, como mi tía o mi vecina, por ejemplo, y fundamentalmente, cuando me nombran la mayoría de los pacientes que no saben (y seguramente no les interesa tampoco) qué cosa diferencia al psicóloge del psicoanalista, y cuando hablan de mi me llaman "su psicóloga". Sí, así, con la insolencia de la propiedad que yo me/les dejo tomar de mí. .

Ya lo escribí arriba: "Psicóloga psicoanalista" me interpela en mi quehacer profesional, y me entusiasma la interpelación así que creo que por ahora decido sostenerla un poco. Si, también soy de las que se siguen repensando, siempre.🙋‍

. Ya es la hora. Me voy a atender. Hay una sala de espera que huele a palosanto y suena a FM, donde aguarda un sujeto, bajo un cartel en el pared, de aproximadamente 40x40 que es un diploma, resultado de años leyendo psicoanálisis; un diploma que pretende dar garantías, tras una seguidilla de pasos escalonados, y demás requisitos, que dice: "... Ayelén Rodríguez, (...) Licenciada en psicología".🙋‍

-



Links de (posibles) intereses:

Homenaje a Adriana Rubistein

Textos de Rubistein en Virtualia.

La imagen es de Maricarmen Zapatero.


140 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo