• Muchapalabreria

Haber olvidado

Anónimo*


Después de tanto tiempo, había olvidado lo que se siente.

Había olvidado ese dolor que te quiebra los huesos, ese que clava un puñal en el medio del pecho, ese que aniquila la cabeza y los pensamientos.

Había olvidado esa sensación de no saber si es real, esa sensación de algo que se apaga, esa sensación de que tu corazón vaya a mil porque duele, ese nudo en la garganta que no te deja respirar, esas palabras que quieren salir y no pueden.

Había olvidado ese frió que se siente, ese querer despertar de un mal sueño. Ese miedo que recorre el alma antes de ver la realidad, ese miedo de no saber qué será de uno de aquí en más, ese miedo que paraliza, ese miedo que angustia.

Había olvidado que alguna vez podía pasar, había olvidado ese sentimiento de no poder, ese sentimiento de que cada palabra, cada abrazo, no alcance, que muchas veces ni siquiera signifique nada.

Había olvidado esas ganas de no hablar, esas ganas de que todo el mundo desaparezca un instante, esas ganas de que todo vuelva atrás, de que todo sea parte de una mentira.

Había olvidado esa tristeza que no desaparece con los días, esa que cada vez te empuja más a la realidad.

Había olvidado todo eso y mucho más. Lo había borrado de mi mente.



*El/la autor/a de este texto optó por mantenerse en el anonimato.

Decidió compartir estas palabras desde el dolor y aquí fue bien recibide.

Este blog defiende la idea de que la palabra es un instrumento.

Bienvenida sea siempre la palabra de quien la quiera compartir, sea como sea.

20 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo