• Muchapalabreria

Sobre hacerse cargo

Por Ayelen Rodriguez



Puede decirse que una parte importante del recorrido de un análisis consiste en que el sujeto logre hacerse cargo de sus decisiones, de su ética...de su deseo. Hace un tiempo ya, que entendí (o más bien, elegí entender) que lo personal es político. Las prácticas que llevamos adelante en lo cotidiano, lo que conversamos con el vecino, en qué gastamos nuestro dinero, y en qué invertimos nuestro tiempo, todo, es político. Crea y recrea formas de decir, hacer y pensar. Crea sentido y/o lo reproduce. Se expande como ondas sonoras, a veces como un "teléfono descompuesto", con equívocos, pero siempre, tiene efectos. Aunque la medida del impacto varíe, ahí está. Incluso para quienes se anuncian como apolíticos, o quienes no opinan de los temas de "agenda política", eso también es político. Lo personal es político, porque también lo político es personal. Y sobre eso sabemos bien. Porque cuando aumentan los impuestos nos enoja, y cuando se reduce la cultura nos opaca. Lo político es personal como cuando no podemos (hacer, tener, crear, comer, comprar, etc, etc) lo que antes podíamos, y nos frustramos; como cuando empatizamos con el que está peor y nos retuerce el cinismo con el que algunes hablan del bien para muches siendo que hacen el bien para muy poquites. La democracia nos supone libertad (restringida libertad) para ir a votar mañana y elegir un representante. En este presente tan triste (no se me ocurre una palabra mejor), mañana se juega una posible esperanza que fue eco del consultorio toda la semana y seguirá por las próximas. Porque el psicoanálisis habilita un espacio político, como todo lo demás, y allí se escucha el deseo, de une, de dos, de cientos, de miles, que ilusionan con un futuro mejor. Yo opino como Spinetta en la cantata: "Yo nunca voy a decir que todo tiempo por pasado fue mejor, mañana es mejor". Entonces, hay que tomar decisiones y elegir. Y fundamentalmente, hacerse cargo de ellas según nuestro deseo. Allí iremos quienes anhelamos un futuro feliz (tampoco se me ocurre otra palabra mejor), creyendo en un mañana alentador. La onda expansiva llega, también al consultorio, y la reproduciré siendo eco. Ya era hora, la estoy escuchando, ya #sevan.



9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo