• Muchapalabreria

Textos en cuarentena (desde el 15/4/2020 al 22/4/2020)

Por Ayelen Rodriguez


¿Viste que ahora algunes psicologues atendemos en pijama y pantuflas?

-

Tengo algo para decirte en este viernes de una semana más que se (sobre)vive en cuarentena: que lo rígido se quiebra y lo flexible se adapta.

-

Tengo algo para decirte, algo que escribió Darwin hace mucho: no sobrevive el más fuerte sino el que mejor se adapta.

-

A estas alturas, con delivery de casi todo, tengo algo para decirte: ser flexible podría ayudarte a adaptarte mejor.

-

No hagamos como si nada pasara, como si fuera normal vivir encuarentenades. Esta rareza incierta es el sentimiento esperable de quienes no andamos escindides por ahí.

Nadie está excento de la cuarentena, de la pandemia, del virus, del encierro, de la perplejidad a la que nos lleva esta situación sin poder trazar proyectos firmes, obligándonos a reproyectar de otro modo lo que ya teníamos organizado. Y en el mundo entero es así. Y no le podemos echar la culpa a nadie.

-

No sirve hacer como que no pasa nada, tampoco hacer como que pasa todo. Extremos penosos de debilidades superyoicas donde nos exigimos por mucho o por poco.

Hacemos lo que nos sale según el día, y nos estiramos como chicle, flexibilizándonos no sin esfuerzo, con mayor o menor capacidad y también con mayor o menor ganas según lo que queremos, podemos, o nos interesa. Y hacernos cargo de eso, es un desafío personal enorme. Muy personal.

-

Ya era hora de relativizar un poco todo, atendendiendo en pantuflas, tomando mate, y otras cosas que el tiempo, medido en nuevas variables, en este contexto increíble, te/nos habilita a (re)descubrir.

-

Imágen: Sofia Weidner



Tapaboca

Tapá/me/le/te la boca.

Más que nunca, mirar.

-

La mirada clavada.

O la mirada perdida.

La mirada a sus ojos profundos, o a sus manos gruesas, o a su culo cuando sigue de largo, o al celular, o al cielo.

¿Qué mirás?

Qué y cómo mirás, te delata.

¿Qué estás mirando y por qué miraste? ¿Dónde? ¿Cuándo?

-

La mirada diciendo cosas.

-

La mirada te deschaba pensamientos que ni con la boca podes tapar.

Tu voz se pierde entre capas de tela, pero tu mirada intacta, fiel, noble, te desnuda. Quedas en evidencia como un niñe haciendo una travesura cuando es descubierto.

-

Háblá/me/le/te a los ojos, con tus ojos.

-

Media cara tapada y a la calle.

Se pierden bocas que hace tiempo no besan y los rostros parecen igualarse. Sin embargo, la mirada no sabe de límites, resiste, inerte, propia, auténtica. Resiste, rebelde, quieras o no. Resiste, rebelada y reveladora, siempe.



30 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo