• Muchapalabreria

Veganismo. El respeto como camino

Por Florencia Anahí Rodríguez*


Hola, soy Florencia y acá les quiero hablar sobre veganismo.

Para mi, este estilo de vida va más allá de no comer animales, creo que el motor es: ser protagonista del menor sufrimiento posible. Tanto para animales, como para la tierra y como para nosotros, dando por hecho que somos parte de lo mismo y que todo lo que le hacemos al afuera nos lo hacemos también adentro. Tengo la certeza de que los animales así como toda forma de vida, sienten. Todo lo que posee esencia, chispa de espíritu, siente. Y ¿por qué lastimar a algo que siente? ¿qué lo justifica?, ya no estamos para seguir financiando un sistema donde la violencia es el título, millones de animales matamos por segundo sin necesidad, este accionar inconsciente, robotizado y aprendido nos mata a todos, los animales son un reflejo del caos mental que tiene la humanidad como para aceptar, permitir, y legitimar la violencia e incoherencia. A los humanos les llena el ego saberse amantes de perros y gatos, pero, ¿qué pasa con los demás? ¿en qué momento empezamos a distinguir entre un animal y otro? ¿con qué vara separamos los que se comen y los que no?. Pienso que si hubiéramos nacido en un mundo donde está bien comer lengua de perro, lo seguiríamos haciendo sin cuestionar. Si existieran centros de explotación donde encierren a miles de gatas para sacarle la leche, sus crías y después matarlas. Pagaríamos sin chistar un vaso de yogur, por que un medico nos dice que nos hace bien. ¿Nos hace bien? ¿Por que hay tanta gente enferma que toma lácteos y consume carne? ¿Y por qué hay tanta gente sana que no lo hace?.

La tierra también se involucra, el planeta que pisamos esta siendo bombardeado de gas metano, aguas contaminadas, suelos explotados para alimentar ganado, plástico, paquetes. ¿Por qué no cuidarlo cuando podemos hacerlo? Pienso que la tierra es nuestra casa, con el cambio de consciencia que vivimos hoy en día y dejando de vernos aislados, podemos deducir que las casas las hicimos nosotros, no existirían si no fuera por nuestra creación, la tierra nos puso a todos en lo mismo, en una casa gigante llena de parques, mares y lugares hermosos. Nosotros, nuestras creencias y cultura fueron los impulsores a corromper esa naturaleza, encerrándonos en monoambientes y considerándonos aparte del resto.

Todas estas formas están cayendo, mucha gente se da cuenta que somos la misma especie, que es hora de unir y dejar de separar. Es un largo camino, que empieza con un solo paso y ese paso es vernos como una integridad y en consecuencia: cuidar y respetar todo lo que nos rodea.

También pienso que mucha gente se siente triste, angustiada, sola, y protagonizando una vida con esos ojos puede resultar difícil amigarse con el afuera. Pero como dije antes, es todo parte de lo mismo. En lo personal, cuando comencé este abrir de ojos, no me cuidaba, valoraba ni respetaba a mi misma, tenía hábitos poco sanos, relaciones tóxicas.

La empatía hacia los demás animales fue una puerta que se abrió para después darme cuenta de que no era compatible la idea y misión de salvar o defender la vida de otro cuando la mía misma era un horror. Así, con el tiempo, fui expandiendo más y más esa empatía e inclusión que empecé a caber yo ahí dentro y a respetarme también.

Conclusión: todos los caminos llegan a roma. Por vos, por los animales o a la tierra. Da igual, pero empezá a cuidar(te). El mundo esta cambiando y es tu decisión ser parte de la evolución o quedarte en el confort y lo conocido. Y si lo conocido ya sabes que no resulta, puede ser momento para dar otro paso. Solo tu propia experiencia y voluntad te pueden llevar a ver un mundo más armonioso. ¿Querés hacerlo?

-----

Para más información recomiendo ver en Netflix: Cowspiracy, What the health, Okja. Y en YouTube: Terricolas, Matadero (lo que la industria cárnica esconde).





Ilustración de AZUSORDENES.


* Florencia Anahí Rodríguez es una activista por los derechos de animales, tanto personas como cualquier otra especie. Expande el veganismo al "cuidado" de todes. Aliada del universalismo, promueve la unión de los pueblos y el amor a uno mismo. Para esto usa varias herramientas, entre ellas el yoga, la meditación, la poesía, el dibujo y la alimentación. Para conocer más sobre su estilo de vida podés seguirla en instagram: @florenciaanahirodriguez.

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo