• Muchapalabreria

(2) Va a sonarte raro. Asier

Actualizado: 9 de jun de 2019

Por Ayelen Rodriguez


Mi vecino Asier toca la guitarra porque su tío le enseñó de chiquito. Pero es un perfecto oficinista en el banco, con saco, corbata y café de maquina (of course).

Los domingos le gusta hacer asado, pero come poco porque “se esta cuidando”. Ya no puede jugar los jueves al fútbol con los chicos, porque es "mucho lío" en la organización familiar, sobre todo el lío es para Claudia que tendría que cuidar a Larita también por la noche. Ella ya lo hace durante todo el día. Ademas, sinceramente, esta cansado.

La falta de ejercicio y el sedentarismo oficinesco le acumularon cinco kilos que desde hace cinco años no puede bajar.

Los domingos, junto con el asado, se relaja totalmente (bueno, casi, porque de a ratos chusmea de reojo los mails del laburo). Asier sabe cocinar un budín de pan genial, pero nunca lo hace, porque espera el flan casero infaltable, clásico de domingos de asado, de su suegra. Prefiere invertir su valioso y escaso tiempo en cocinar un pancito con semillas cuya receta le paso el gerente de marketing (que le habló tan pero tan bien de ese pan que lo tentó a cocinarlo).

Después del asado, se tira a mirar tele, aunque no mira nada.

Finalmente, todos los domingos a partir de las siete empieza a sentir lo mismo: esa sensación melancólica por otro fin de semana que se va, la desdichada semana que arrancará con un lunes insoportablemente demandante, la duda sobre la finalidad de las cosas que hace, y así, hasta llegar básicamente, hasta preguntarse sobre el por qué de su existencia.

Y lo peor de todo es que Asier sabe que será así muchos domingos más.

.

.

.

Este relato pertenece a la serie Va a sonarte raro.


Hablemos de nombres raros, como el de Jaroslaw Jasnikowski.


17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ceferino

Signos