• Muchapalabreria

Paradojas

Actualizado: 3 de feb de 2020

Por Ayelen Rodriguez


Se comparten abajo tres relatos breves que encierran una paradoja.

Paradoja, según RAE:

1. adj. desus. paradójico.

2. f. Hecho o expresión aparentemente contrarios a la lógica.

3. f. Ret. Empleo de expresiones o frases que encierran una aparente contradicción entre sí, como en mira al avaro, en sus riquezas, pobre.



Estoy del orto

Nuestras células preformatean destinos. La filogenia determina un futuro, un hábito, un hábitat, una forma de cohabitar con otros humanos y con las otras especies. Duermo ocho horas promedio, crezco, me enamoro, me reproduzco, trabajo toda la vida. Hago vínculos, me alimento de hidratos, me nutro de buenos momentos. ¿Y si eso no pasara? Tal vez tenga otro destino. Y así yo ya no soy yo. Porque mis hábitos, mi hábitat y mi cohabitar con otres ya no es el natural, el preformateado, el que necesito y me hace bien. Entonces me pierdo. Me encierran. No entiendo nada. Enloquezco. No soy yo. Pierdo mi escencia, pierdo mis ganas, pierdo mi interés. Me pierdo. Acá no puedo ser quien soy. Acá no puedo ser. Y punto. Elijo darle la espalda a la realidad que me tocó, porque aborrezco el destino antinatural que me convierte en "algo". Soy objeto y no entiendo por qué ni para qué. Estoy del orto. Muy del orto. Ni frustrada, ni triste, ni contenta, ni ansiosa. Porque vivo siendo objeto, porque vivo... estando muerta. - Así de paradójico es ser un camello y no haber vivido nunca en el desierto.

Gay

Cuando su abuelo murió, se animó a pensarse como gay. Tardó cuatros años en decirlo en terapia y otros seis meses en contárselo a su mejor amigo, quien sonrió y dijo saberlo desde tercer grado. A sus 34 sintió que estaba frente a una novedad y cuando dió su primer beso se dio cuenta que había perdido mucho tiempo.

El abuelo solo quería ver feliz al nieto. El nieto solo quería ver feliz al abuelo.

MENTIRAS piadosas que pueden tornarse crueles torturas. VERDADES dolorosas que pueden tornarse alivio y satisfacción. ¿Entonces?


Cadaver

Te encontré en el cementerio. Llevaba flores para mi marido. Estabas llorando en la tumba de tu mujer. Intercambiamos miradas. A la semana siguiente, palabras. Al mes, nos veíamos a la misma hora todos los jueves, en la esquina de la intersección del pasillo 3 con el B. Así, durante el primer año. Un día, íbamos siempre. Un día, no volvimos más. Dejamos a los muertos descansar, y acá, los vivos festejamos la vida a los besos. El amor puede darse varias veces en la vida o ninguna. El amor pueda darse en cualquier lado o en un solo lugar. Cuando la muerte te acerca a la vida, es una paradoja exquisita. - "¡Me quiero matar, me enamoré!"


*Algunas aclaración sobre las imagenes. La foto del camello ha sido tomada la semana pasada en el Ecoparque, ex Zoo de Buenos Aires. La foto del cementerio corresponde al Cementerio de Ezpeleta, Quilmes, Buenos Aires.

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Ceferino

Signos